Crónica del Infantil Femenino B


Nos presentamos en Pozuelo una tarde lluviosa de domingo ante un rival que, a priori, es muy superior físicamente pero inferior en el juego colectivo.


Comenzamos con mucha intensidad los primeros minutos, presionando bien a toda cancha y robando balones que nos permitieron canastas fáciles. Además provocamos tiros precipitados que tras cerrar bien el rebote pudimos correr y jugar con fluidez. Esta iniciativa la mantendríamos durante todo el primer cuarto gracias también a que las rotaciones no bajaron la intensidad al entrar en pista.


Ese ritmo de partido es difícil de aguantar, y el cansancio se empezó a notar en los minutos finales del segundo cuarto. Comenzamos a cometer errores en la defensa de 1c1 y en las ayudas. Esa desconcentración hizo que disminuyera nuestra ventaja y que Pozuelo entrara en el partido de nuevo, yéndonos al descanso con una ligera ventaja.


Tras el breve parón y con las ideas claras salimos al campo con la misma confianza que al inicio del partido. Aumentamos nuestra capacidad anotadora y minimizamos errores defensivos. Aun así el juego ofensivo en ocasiones era demasiado parado, con pocos cortes y pocas opciones de pase.


En el último cuarto supimos controlar el partido y mantener la ventaja de más de diez puntos, algo que a su corta edad no es fácil de entender. Sin ser egoístas, movimos bien el balón aunque el acierto fue disminuyendo y no quedó reflejado en el tanteo del cuarto.



Fue un partido con varios altibajos en el que demostramos que las doce jugadoras pueden competir a este nivel si se lo proponen, pero que si no estamos concentradas cualquier equipo nos puede dar un susto. Este es un grupo que trabaja bien cada entrenamiento y busca ser mejor cada día, y con esa filosofía pronto veremos los resultados.



24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo